Lista de categorías

Noticias


( Publicado en Revista Creces, Noviembre 1997 )

A fines del año 1997, los lectores de Estados Unidos se sintieron sacudidos por un aviso de página entera que se publicó en los principales periódicos del país. Se ofrecían "Niños a la Orden", es decir, niños que se podrían encargar a voluntad de los padres. Los clientes, por métodos de ingeniería genética tendrían las características que ellos desearan: sexo, color de los ojos a elección como también color de la piel o cabello, de una talla deseada cuando adultos, o que no padecieran de enfermedades genéticas, ni fueran obesos, ni se les cayera el cabello prematuramente. Además, muchas otras condiciones intelectuales que ellos desearan. El aviso agregaba, además, un número telefónico para concertar una entrevista y una página de Internet para mayor información. En letra pequeña al final del aviso se daba la pauta de su objetivo real: Se trataba de promover la película de ciencia ficción próxima a estrenarse, denominada GATTACA (haciendo alusión a una secuencia de bases del DNA).

( Publicado en Revista Creces, Agosto 1996 )

Estas armas, de tamaño inferior a 10 cm. De diámetro, a menudo son capaces de amputar la extremidad o parte de ella dependiendo de la forma en que se produjo el contacto. Rara vez, estos artefactos producen heridas sobre la zona de la rodilla o en el pie opuesto.

( Publicado en Revista Creces, Agosto 1996 )

En 1984, Carl Wood, investigador australiano, demostró que era posible congelar embriones humanos que se habían producido en el laboratorio, mediante la fecundación de un óvulo por el espermio. También demostró que era posible mantenerlos por un tiempo indefinido en estas condiciones (criopreservados). Todo ello para su posterior implante en el útero de una madre, donde se pudo comprobar que se desarrollaban normalmente. La técnica se generalizó y son ahora innumerables las clínicas que almacenan embriones, en la fase en que están constituidos por dos a ocho células.

Cuando se pretende una fertilización in vitro, se extraen varios óvulos de la madre y son fecundados. Pero sólo uno se implanta. El problema que ha surgido es que en los diferentes hospitales el número de embriones congelados se ha multiplicado en forma increíble, y es obvio que la mayor parte de ellos no se van a utilizar. El doctor Michael Tucker de la Reproductive Biology Associates de Atlanta, estima que en las diferentes clínicas del mundo debe haber más de un millón de embriones preservados por congelación (Scientific American, abril 1996, pág, 18). El problema es qué se va a hacer con esa enorme cantidad de embriones que se mantienen congelados.

( Publicado en Revista Creces, Agosto 1996 )

Constantemente se oyen rumores de niños que son raptados y que se les extrae un riñón, para ser posteriormente implantado en otra persona. ¿Es esto cierto o han sido solo rumores? En la india las acusaciones son más reales, según lo afirman los cuatro hindúes que aparecen en la foto. Allí el comercio de órganos esta más consolidado. Se sabe que por un riñón se paga hasta 30.000 dólares. El medico que lo extrae cobra 1.000 dólares.

( Publicado en Revista Creces, Enero 1999 )

Necesariamente los progresos científicos traen cambios. En estas áreas es particularmente difícil comparar beneficios con riesgos. ¿Cómo puede decidirse entre la experimentación animal y los derechos de los animales? ¿Pueden clonarse los regalones? ¿O los humanos?

( Publicado en Revista Creces, Mayo 1999 )

Las sanciones económicas internacionales, a través de los embargos, producen más muertes que beneficios. Los niños son los más afectados.

( Publicado en Revista Creces, Diciembre 1997 )

El desarrollo de nuevas drogas requiere necesariamente de la experimentación en seres humanos. Las dificultades que esto esta encontrando en el mundo occidental, ha llevado a que las empresas y los investigadores médicos, busquen realizar estos ensayos en la población de países subdesarrollados, donde las restricciones éticas no se consideran o son escasamente controladas.

( Publicado en Revista Creces, Junio 1997 )

La sobrevida de cada una de las especies vegetales y animales de la Tierra se ha logrado por un proceso de adaptación que ha transcurrido en miles de millones de años. Las más de las veces la naturaleza no ha sido exitosa y, a lo largo de los tiempos, han sido más las especies que no han sobrevivido que las que han podido adaptarse. En rigor, las especies animales y vegetales que se han extinguido superan en número a las que hoy existen en el planeta. Son estas últimas las que, hasta ahora, han sido capaces de desarrollar los mecanismos biológicos adecuados para crecer y reproducirse en un medio muchas veces adverso, como también para defenderse de sus predadores o de sustancias nocivas para ellas.

( Publicado en Revista Creces, Abril 1998 )

La comunidad mundial se vio de nuevo impactada por las declaraciones de Ted Coppel, un científico de 69 años, que en una conferencia de prensa dio la noticia que iba a instalar una clínica de infertilidad, en que ofrecía clonar seres humanos para satisfacer la demanda de parejas infértiles que deseaban tener hijos, y que ya había recibido la solicitud de cuatro parejas que estaban en estas condiciones. Coppel que no es afiliado a ninguna institución de investigación universitaria, afirma haber ya reclutado a los investigadores que trabajarían con él.

( Publicado en Revista Creces, Diciembre 1998 )

En 1943, a pesar de que la situación económica de la India era aceptable y existían buenas cosechas, se desencadenó una hambruna en el Estado de Bengal que mató a tres millones de personas. Ahora un niño sobreviviente de ese entonces obtuvo el premio Nobel de Economía. Se trata de Amartya Sen de 64 años de edad. El se ha distinguido por los estudios económicos relacionados con la pobreza, y precisamente ahora sostiene que en circunstancias especiales puede desencadenarse una hambruna, aun cuando la producción de alimentos sea normal. Ello debido a una crisis en que disminuya bruscamente el poder adquisitivo por una cesantía elevada o por un alza brusca de precios de los alimentos derivada de una inflación galopante.

( Publicado en Revista Creces, Mayo 1998 )

Una tradición subterránea, difícil de erradicar

"Nunca me voy a olvidar de mi circuncisión, que me la hicieron hace cuarenta años, cuando yo tenía seis años de edad. Una mañana, durante las vacaciones de verano, mi madre me dijo que íbamos a visitar a su hermana en Halfayat (Sudan). Fuimos a su casa, pero después me llevaron a "la casa de ladrillos". Mientras mi madre golpeaba la puerta, yo trataba de leer el nombre escrito en la puerta. De repente me di cuenta que se trataba de la casa de Hajja Alamin. Ella era la persona encargada de hacer la circuncisión en nuestro vecindario. Quede petrificada y luego trate de arrancar, pero me agarraron entre mi madre y mi tía. Ellas decían que allí me iban a purificar. Hajja era la persona más cruel que yo había conocido... Ordenó a su empleada que fuera a comprar una gillet al almacén cercano. A la fuerza me tendieron en una cama con un hoyo al centro y me ataron a ella. Grité con toda mi garganta. La mujer me dijo: ¿Quieres que venga la policía?. Después de esto y sin anestesia, me hicieron la circuncisión. Durante los tres días siguientes no pude comer ni beber. Recuerdo que el tío que supo esto, increpó a mi tía. Mi madre y mi tía se asustaron y decidieron llevarme de nuevo donde la mujer. Con una voz fuerte, me ordenó que me agachara en el piso y que orinara. Me costo mucho por el dolor, pero lo logré. Por mucho tiempo, esto fue muy doloroso. Me demoré mucho en normalizarme. Pero entiendo los motivos de mi madre, que quería purificarme".

Relato de Abdel Majib, profesora de una escuela de Sudan.

( Publicado en Revista Creces, Enero 1998 )

En la medida que durante los últimos años hemos visto progresar la cirugía, la inmunología y los cuidados médicos, se ha logrado disminuir notablemente los riesgos de los trasplantes de órganos. Así por ejemplo, en la actualidad en los Estados Unidos, la sobrevivencia a los dos años después de un trasplante de pulmón, supera el 80%. Los trasplantes de corazón y riñón, tienen aun pronósticos más favorables. Esta es la noticia buena, pero la noticia mala es el comercio de órganos que se incrementa con la demanda, ya que los donantes son muchos menos que los que necesitan trasplantes (el comercio de órganos humanos). Mas aun, el trasplante mismo está llegando a ser un esplendido negocio. Así parece observarse en china, donde se usan órganos de prisioneros condenados a la pena capital, y curiosamente las ejecuciones se están incrementando.


Buscar



Recibe los artículos en tu correo.

Le enviaremos las últimas noticias directamente en su bandeja de entrada