El Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos cuestiona al médico que logró engendrar un bebé de tres padres
( Creces, 2017 )

El Dr. John Zhang logró el nacimiento del primer bebé del mundo con DNA de tres padres, mediante un controvertido método de reproducción asistida, que hace posible corregir deficiencias de DNA de uno de los padres, mediante el agregado de DNA de una tercera persona.

El Doctor John Zhang logró recientemente el nacimiento del primer bebé del mundo con DNA de tres padres, mediante un controvertido método de reproducción asistida que hace posible que progenitores con mutaciones genéticas raras puedan concebir hijos, que por los métodos naturales no podrían. El éxito del procedimiento despertó un inmediato interés en numerosas otras familias que no habían podido tener hijos por las mismas razones (Más de 20 solicitudes de madres para concebir mediante el “DNA” de tres padres). Ello motivó el cuestionamiento del FDA en Estados Unidos.

El hecho es que un médico cuya clínica de fertilidad en Nueva York está ofreciendo un tratamiento para engendrar bebés con DNA de tres personas, con el fin de evitar ciertas enfermedades genéticas, esté en el punto de mira del Departamento de Salud de Estados Unidos. Es así como este en una carta dirigida al doctor John Zhang, le señala que debe dejar de promocionar este tratamiento, mediante el cual crea embriones con el DNA de tres padres.

En el caso de ese bebé el método utilizó el DNA del padre, de la madre y de una donante, para evitar que la madre transmitiera al bebé los genes del llamado síndrome de Leigh, una enfermedad genética mortal que afecta al sistema nervioso del embrión en desarrollo. Debido a que las autoridades estadounidenses no han aprobado legalmente este método, el equipo médico de Zhang viajó a México para realizarlo, ya que allí no está sujeto a regulación. Fue desde allí que los especialistas divulgaron su éxito gestacional.

El FDA explicó a Zhang que el tratamiento que utiliza una tecnología de substitución mitocondrial, está prohibido por el Congreso, ya que crea un embrión modificado genéticamente (Nace exitosamente un niño con el DNA de tres padres).

En este sentido, recriminó al médico que, a pesar de haberse comprometido a no utilizar la técnica en Estados Unidos hasta que la FDA no aprobara su investigación o sus pruebas clínicas, “comercializando” el método para tratar la infertilidad. En la carta, las autoridades se remiten a un artículo divulgado por el equipo de la clínica, en el que explican que el embrión se había creado en el país, pero había sido implantado fuera de sus fronteras.

Por este motivo el FDA emplazó al especialista a comunicar qué pasos tomará para “abordar la violación” de las normas y “evitar a futuro repetición”. Sin embargo, no le indicó que de no hacerlo se le aplicaría alguna sanción.



0 Respuestas

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados.*

Buscar



Recibe los artículos en tu correo.

Le enviaremos las últimas noticias directamente en su bandeja de entrada